BREVE PRESENTACIÓN Y UBICACIÓN:

Desde el corazón de olivar en Jaén, transformamos el fruto de la mejor selección de aceitunas, en el más exquisito aceite de oliva virgen extra.

La extraordinaria calidad del aceite “Familia Almazán”, es el resultado del cuidado con pasión y profesionalidad, de olivos de variedades picual y arbequina.

Finca de olivar, se encuentra  entre los términos de Linares, Jabalquinto, Torreblascopedro, Lupión y junto a la ciudad Ibero-Romana de Cástulo.

Tierra de olivar privilegiada por las aguas del rio Guadalimar, al que le debe su riego, apenas 3 kilómetros antes de su desembocadura en el Guadalquivir.

El aceite Familia Almazán se envasa directamente, el mismo día que se recolecta la aceituna que es transformada en el jugo aceite virgen extra que Familia Almazán lleva a tu mesa.

¿QUE BUSCAN NUESTROS CLIENTES? 

Calidad, seguridad, beneficios para la salud, cualidades organolépticas (sabor, textura, olor, color) y el mejor precio, del olivo a su mesa.

Calidad, garantizada por el mimo y riguroso cultivo de cada aceituna, por el momento exacto de la recolección, por la transformación inmediata en aceite (en 30 minutos, la aceituna se deposita en el circuito de transformación e inmediatamente se convierte en el mejor jugo de aceituna.

"Cerca del rumoroso cereal, de las olas del viento en las avenas, el olivo de volumen plateado, severo en su linaje, en su torcido corazón terrestre; las gráciles olivas pulidas por los dedos que hicieron la paloma y el caracol marino: verdes, innumerables, purísimos pezones de la naturaleza, y allí en los secos olivares donde tan sólo cielo azul con cigarras, y tierra dura existen, allí el prodigio, la cápsula perfecta de la oliva llenando con sus constelaciones el follaje: más tarde las vasijas, el milagro, el aceite."

Fragmento de poema de Pablo Neruda